LA REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
EN SU NOMBRE


EL JUZGADO PRIMERO DE PRIMERA INSTANCIA EN LO CIVIL, MERCANTIL, AGRARIO, TRANSITO, BANCARIO Y CONSTITUCIONAL DE LA CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL DEL ESTADO TRUJILLO.
198° Y 149°
Su Juez Natural, abogado ROLANDO LAZARO QUINTANA BALLESTER, con Cédula de Identidad No.4.147.902, quien lo suscribe, y la Secretaria del Despacho, abogada MIREYA CARMONA TORRES, con Cédula de Identidad No.8.721.077, quien lo refrenda.

ACTUANDO EN SEDE “Mercantil”, produce el siguiente fallo: Interlocutorio con fuerza definitiva.

Expediente: 23.295
Motivo: COBRO DE BOLÍVARES (VÍA INTIMACIÓN).

DE LAS PARTES.

DEMANDANTE: FONDO ÚNICO DE DESARROLLO DEL ESTADO TRUJILLO (FUDET), creado por Ley Especial el 22 de Febrero de 2001, promulgada y publicada en Gaceta Extraordinaria del Estado Trujillo, Nro. 00038, en fecha 02 de marzo de 2001, con domicilio procesal en Avenida Bolívar, Sector Las Acacias, entre Calles 25 y 26, frente a la Unidad Educativa “Ignacio Martin Burk”, Municipio Valera, Estado Trujillo.

DEMANDADO: GILBERTO JOSÉ ARAUJO ESPINOZA, venezolano, mayor de edad, soltero, titular de la Cédula de Identidad Nro. 2.627.996, domiciliado en Urbanización Valmore Rodríguez, Calle 6, Casa Nro. 2, Parroquia Sabana de Mendoza, Municipio Sucre, Estado Trujillo.
DE LOS ABOGADOS
De la Parte Demandante: Abogados Alexi Gregor Peña Viloria y Agustin José Palomino Abreu, inscritos en el Instituto de Previsión Social del Abogado bajo los Nros. 28.931 y 82.602, respectivamente.

S I N T E S I S P R O C E S A L
Cumplido el tramite administrativo de distribución de fecha Veintidós (22) de julio de dos mil ocho (2008), se recibe la presente causa; proveniente por Inhibición del Juez Tercero de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil, Tránsito, Agrario de esta Circunscripción Judicial, dándosele entrada en este Juzgado, en fecha Veintinueve (29) de julio de dos mil ocho (2008).
Se inicia el presente procedimiento, mediante demanda interpuesta por los apoderados judiciales del FONDO ÚNICO DE DESARROLLO DEL ESTADO TRUJILLO (FUDET), y mediante el proceso administrativo de Distribución de fecha 20 de octubre de 2004, es asignado al Tribunal anteriormente nombrado.
En fecha 27 de octubre de 2004, el Juez que conocía la presente causa, le dio entrada a la misma y emplazó a la parte actora a los fines de pronunciarse sobre la admisión o no de la misma. (Folio 05)
En fecha 10 de noviembre de 2004, el ciudadano Gilberto José Araujo Espinoza, demandado de autos, consignó escrito de Oferta Real de Pago a favor del Demandante de autos, a tal efecto consignó junto al mencionado escrito, recaudos en que fundamentó su solicitud y Cheque de Gerencia librado a nombre del Juzgado de la causa. (Folios 06 al 13)
En fecha 28 de Enero de 2005, el Juez Tercero de Primera Instancia Civil, Mercantil y Otros del estado Trujillo, mediante auto, ordenó la notificación del demandado de autos a los fines de que retire el cheque consignado al presente expediente, en virtud de que la presente demanda no había sido admitida. (Folio 14 al 16)
En fecha 16 de febrero de 2005, la parte demandada, se dio por notificado del auto dictado en fecha 28-01-2005en la presente causa, y solicitó le fuese entregado el Cheque de gerencia consignado; el Tribunal providencia lo concerniente y ordenó la devolución del mismo. (Folios 17 al 19)
En fecha 04 de marzo de 2005, se reciben y agregan resultas de la Notificación Librada en la presente causa. (Folios 20 al 25)
En fecha 08 de julio de 2008, el Juez Tercero de Primera Instancia Civil y Otros de esta Circunscripción Judicial, quien conocía la presente causa, se inhibió de seguir conociendo la misma; vencido como fue el lapso correspondiente remitió las presente actuaciones al Juez Distribuidor de Causas de los Juzgado de Primera Instancia en lo Civil del Estado Trujillo. (Folios 28 al 33)
Ú N I C A
Ahora bien, el Artículo 267 del Código de Procedimiento Civil, en su encabezamiento establece: “Toda instancia se extingue por el transcurso de un año sin haberse ejecutado ningún acto de procedimiento por las partes…”
Este Tribunal se permite señalar, y acogerse a Sentencia dictada por el Tribunal Supremo de Justicia, en Sala de de casación Civil, de fecha 20 de diciembre de 2.001, (caso P. Zsemere y otro contra O.A. Villalón), que copiada parcialmente estableció. “Respecto a las decisiones y pruebas, es necesario destacar que éstas sólo tienen validez y pueden ser propuestas en un nuevo juicio, cuando han sido dictadas y evacuadas antes de que se produzca la extinción del proceso, ello en virtud de que el artículo 267 del Código de Procedimiento Civil establece que la perención “se verifica de derecho”, lo que significa que los efectos de la perención (extinción del proceso) se retrotraen a la fecha en que se consumó el lapso necesario para que ella se produjera. Por este motivo, aquellas decisiones o pruebas que se hubiesen producido después de consumada la perención pero antes de su declaratoria, no tendrán efecto alguno…”
Posteriormente, específicamente el 12 de julio de 2.003, esta misma Sala, (caso Banco Construcción, C.A., contra Productos Mistolín, S.A. y otro), estableció “…Contrariamente a lo sostenido por el sentenciador de reenvío, este Sala en sentencia Nro RC-003 de fecha 7 de marzo de 2.002, dictada en el juicio de Jean Feres Bassil y otros contra Abelardo Raidi Hosry, en la que se ratificó la sentencia de fecha 13 de mayo de 1980, expreso lo siguiente: “…nuestro derecho procesal sigue en materia de perención el sistema italiano; la perención, conforme al artículo 203 del Código de Procedimiento Civil (sustituido por el artículo 269), se verifica de derecho, vale ope legis, independientemente del requerimiento de la parte interesada y la consiguiente declaratoria judicial, la cual no vendría sino a ratificar lo que virtualmente estaba consumado, pues la perención opera desde el momento mismo en que ha transcurrido el término prescrito por la ley, ya que conforme a la enseñanza de la doctrina, existe aun con antelación a la solicitud de parte de hacerla valer…” (…).
Es evidente que tanto los jueces de instancia como el de reenvío demandante continuar con el juicio y se obligó a los codemandados a seguirlo, a pesar de haberse verificado la perención de la instancia por no haber dado cumplimiento a las obligaciones que la ley le imponía para que se llevara a efecto la citación de la parte.
Asimismo, también se infringió tanto el artículo 49 de nuestra Carta Marga, que prevé el derecho a la defensa y la garantía del debido proceso, como los artículo 267 ordinal 2° y 269 del Código de Procedimiento Civil, relativos ala perención de la instancia, la cual se verifica de derecho y no es renunciable por las partes…”
Y verificado por este Juzgador, que efectivamente ha transcurrido más de Un (01) año desde que el Juez Tercero de Primera Instancia Civil, Mercantil, Agrario, Tránsito, Bancario y Constitucional de esta Circunscripción Judicial, quien conocía la presente causa, mediante auto de fecha 27 de octubre de 2004, en la cual Emplazó a la parte demandante a consignar los recaudos en que fundamentó su acción, hasta la presente fecha, el mismo no le ha dado impulso procesal necesario a la presente demanda, por lo que, lo ajustado a derecho es decretar consumada la Perención, y consecuencialmente la Extinción de la Instancia. Así se decide.
D E C I S I Ó N.
Por los fundamentos de hecho y de derecho antes expuestos, este Tribunal administrando Justicia en nombre de la República Bolivariana de Venezuela y por autoridad de la Ley, expresamente por ministerio del Artículo 267 del Código de Procedimiento Civil, DECLARA: CONSUMADA LA PERENCIÓN Y EXTINGUIDA LA INSTANCIA. Publíquese, cópiese y notifíquese a la parte actora de la presente decisión. Para la notificación de la parte actora se comisiona suficientemente al Juzgado de los Municipios Valera, Motatán, Escuque y San Rafael de Carvajal de esta Circunscripción Judicial. Dada, firmada y sellada en la Sede donde despacha el Juzgado Primero de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil, Tránsito, Agrario y Bancario de la Circunscripción Judicial Estado Trujillo. En Trujillo, a los Dieciséis (16) días del mes de Octubre del año dos mil ocho (2008). Años 198° de la Independencia y 149° de la Federación.
El Juez Titular,
Abg. Rolando Lázaro Quintana Ballester.
La Secretaria,
Abg. Mireya Carmona Torres.-

En la misma fecha se publicó el fallo, siendo las:
La Secretaria,

Abg. Mireya Carmona Torres
RQB/MCT/jad